REVISA SECCION DESPACHOS.
18 | 10 | 2019

Cetortillas y la prevención del Cáncer

Por: Lía Escobar Saldaña - Médico Universidad de Santiago de Chile

Cerca del 30-40% del cáncer alrededor del mundo pueden ser atribuidos a dietas no saludables y a un modo de vida sedentario [i]. En experimentos en animales se ha comprobado que la linaza, el principal ingrediente de las cetortillas, inhibe las etapas de iniciación, promoción, desarrollo del tumor y también de las metastasis.

La Linaza y el Proceso del Cáncer

La linaza contiene tres elementos que pueden reducir el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer: el ácido alfa-linolénico (AAL), que es el ácido graso esencial omega-3; los lignanos, que son fitoestrógenos y antioxidantes; y la fibra dietética. Las acciones del AAL, los lignanos y la fibra dietética, pueden inhibir ciertos procesos del cáncer como se describe a continuación:

  • AAL. El AAL altera de forma importante la composición de ácido graso de las membranas de las células e inhibe la liberación de eicosanoides pro-inflamatorios, los cuales entre muchos otros factores, controlan el crecimiento y la invasión de células tumorosas y modulan el ciclo de muerte de las células (denominado apóptosis)[ii]. En un estudio aplicado a seres humanos - Estudio sobre el Corazón de la Dieta Lyon, las personas que consumieron una dieta mediterránea rica en AAL, redujeron su riesgo de adquirir cáncer en un 61% [iii].
  • SDG. El secoisolariciresinol diglicosido (SGD) que es el principal lignano de la linaza, funciona como fitoestrógeno y antioxidante [iv], [v]. En un modelo de melanoma (absceso cancerígeno con pigmentación obscura) en un ratón, el SDG redujo el número de tumores, el tamaño de los tumores y el desarrollo de la metástasis[vi],[vii].
  • FIBRA. Los alimentos ricos en fibra dietética son fuentes de substancias bioactivas como los antioxidantes, que pueden inhibir el proceso del cáncer. Se cree que el alto consumo de fibra en las poblaciones asiáticas, puede contribuir a reducir su riesgo de adquirir cáncer, en relación con las poblaciones de occidente[viii].

Cetortillas y el Cáncer de Mama

El cáncer de mama es el tipo de cáncer más frecuentemente diagnosticado en las mujeres[ix]. Éste es un cáncer sensible a las hormonas, es decir que durante las primeras etapas de su desarrollo, el crecimiento del tumor es influenciado por las hormonas sexuales, particularmente los estrógenos. (Otros tipos de cáncer sensibles a las hormonas son el cáncer de endometrio y el cáncer de próstata).

En el ámbito de la investigación sobre el cáncer de mama, los resultados de los estudios en animales son contundentes, sugiriendo que el ingrediente principal de las cetortillas, la linaza, interfiere con la iniciación y promoción del tumor y la metástasis.

De acuerdo con algunos estudios epidemiológicos, las dietas altas en lignanos reducen el riesgo de cáncer de mama en mujeres pre-menopáusicas y protegen en contra del cáncer de mama tipo RE+ en mujeres post-menopáusicas[x],[xi].

Cetortillas y el Cáncer de Próstata

El cáncer de próstata es el tipo de cáncer más frecuentemente diagnosticado en los hombres[xii]. El cáncer de próstata como el cáncer de mama, es sensible a las hormonas y en sus primeras etapas de desarrollo, el crecimiento del tumor está influenciado por las hormonas sexuales: estrógenos y testosterona y sus metabolitos activos[xiii],[xiv].

Ciertamente, la linaza puede reducir el riesgo de cáncer de próstata al disminuir las reacciones inflamatorias[xv] ,[xvi],[xvii], [xviii]. La inflamación es un distintivo de las lesiones premalignas en la glándula de la próstata [xix], [xx].

Cetortillas y el Cáncer de Colon

El papel de la linaza en la prevención del cáncer de colon es probable, debido a que el colon es el lugar en donde se producen lignanos mamíferos a partir de lignanos vegetales. De hecho, en un estudio aplicado a ratas tratadas con un químico que produce cáncer, se demostró que las ratas que se alimentaron con un 5% ó 10% de linaza molida ó con linaza molida desgrasada durante cuatro semanas, mostraron un número significativamente menor de criptas aberrantes y una menor proliferación de células en el colon, en comparación con las ratas controladas[xxi]. En otro estudio aplicado a ratas, al alimentar a las ratas con aceite de linaza y harina de linaza, se redujo su número de criptas aberrantes en el colon distal en un 88% y un 77% respectivamente[xxii]. Las criptas aberrantes son consideradas como indicadores tempranos de riesgo de cáncer de colon. En pruebas de laboratorio, también se ha demostrado que los lignanos mamíferos derivados de la linaza inhiben el crecimiento de células cancerígenas en el colon humano.

Cetortillas en la dieta para la prevención del cáncer

Aunque la información disponible es escasa, existe evidencia, principalmente de estudios aplicados en animales, de que la linaza tiene efectos anti-cancerígenos. Debido a la evidencia contundente de que la dieta y la actividad física son factores determinantes del riesgo de cáncer[xxiii], una manera lógica de prevención del cáncer incluye las siguientes estrategias no ajustadas a un tiempo determinado: Ser físicamente activo; mantener un peso saludable; y consumir una variedad de alimentos en un programa de dieta balanceada, incluyendo cantidades amplias de granos enteros, cereales, frutas, verduras y grasas y aceites saludables con moderación[xxiv]. El agregar un poco de linaza a la dieta diaria proporciona grasa omega-3, lignanos y fibra dietética, y puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer.


[i] American Cancer Society. Cancer facts & figures 2007. [Internet]. Atlanta: American Cancer Society;2007. [cited 2007 June 30]. Available from: http://www.cancer.org

[ii] Zhou J-R, Blackburn GL. 1997. Bridging animal and human studies: What are the missing segments indietary fat and prostate cancer? Am. J. Clin. Nutr. 66: 1572S-1580S.

[iii] de Lorgeril M, Salen P, Martin J-L, et al. 1998. Mediterranean dietary pattern in a randomized trial:prolonged survival and possible reduced cancer rate. Arch. Intern. Med. 158: 1181-1187.

[iv] Thompson LU. 2003. Analysis and bioavailability of lignans. In: Flaxseed in Human Nutrition, edsThompson LU and Cunnane SC, 2nd ed, AOCS Press, Champaign, IL, p 92-116.

[v] Prasad K. 1997. Hydroxyl radical-scavenging property of secoisolariciresinol diglucoside (SDG) isolatedfrom flax-seed. Mol. Cell. Biochem. 168: 117-123

[vi] Yan L, Yee JA, Li D, et al. 1998. Dietary flaxseed supplementation and experimental metastasis ofmelanoma cells in mice. Cancer Lett. 124: 181-186.

[vii] Li D, Yee JA, Thompson LU, Yan L. 1999. Dietary supplementation with secoisolariciresinol diglycoside(SDG) reduces experimental metastasis of melanoma cells in mice. Cancer Lett. 142: 91-96.

[viii] McCann MJ, Gill CIR, McGlynn H, Rowland IR. 2005. Role of mammalian lignans in the preventionand treatment of prostate cancer. Nutr. Cancer 52: 1-14.

[ix] American Cancer Society. Cancer facts & figures 2007. [Internet]. Atlanta: American Cancer Society;2007. [cited 2007 June 30]. Available from: http://www.cancer.org

[x] Boccardo F, Puntoni M, Guglielmini P, Rubagotti A. 2006. Enterolactone as a risk factor for breast cancer: a review of the published evidence. Clin. Chim. Acta 365: 58-67.

[xi] Dashwood RH. 2007. Frontiers in polyphenols and cancer prevention. J. Nutr. 137: 267S-269S.

[xii] American Cancer Society. Cancer facts & figures 2007. [Internet]. Atlanta: American Cancer Society;2007. [cited 2007 June 30]. Available from: http://www.cancer.org

[xiii] McCann MJ, Gill CIR, McGlynn H, Rowland IR. 2005. Role of mammalian lignans in the preventionand treatment of prostate cancer. Nutr. Cancer 52: 1-14.

[xiv] Coffey DS. 2001. Similarities of prostate and breast cancer: evolution, diet, and estrogens. Urol.57(suppl 4A): 31-38

[xv] Zhao G, Etherton TD, Martin KR, et al. 2004. Dietary α-linolenic acid reduces inflammatory and lipidcardiovascular risk factors in hypercholesterolemic men and women. J. Nutr. 134: 2991-2997.

[xvi] Zhao G, Etherton TD, Martin KR, et al. 2007. Dietary α-linolenic acid inhibits proinflammatory cytokineproduction by peripheral blood mononuclear cells in hypercholesterolemic subjects. Am. J. Clin. Nutr.85: 385-391.

[xvii] Paschos GK, Yiannakouris N, Rallidis LS, et al. 2005. Apolipoprotein E genotype in dyslipidemicpatients and response of blood lipids and inflammatory markers to alpha-linolenic acid. Angiology 56: 49-60

[xviii] Ferrucci L, Cherubini A, Bandinelli S, et al. 2006. Relationship of plasma polyunsaturated fatty acids tocirculating inflammatory markers. J. Clin. Endocrinol. Metab. 91: 439-446

[xix] Coffey DS. 2001. Similarities of prostate and breast cancer: evolution, diet, and estrogens. Urol.57(suppl 4A): 31-38

[xx] De Marzo AM, Platz EA, Sutcliffe S, et al. 2007. Inflammation in prostate carcinogenesis. Nature Rev.7:256-269.

[xxi] Jenab M, Thompson LU. 1996. The influence of flaxseed and lignans on colon carcinogenesis and β-glucuronidase activity. Carcinogenesis 17: 1343-1348.

[xxii] Williams D, Verghese M, Walker LT, et al. 2007. Flax seed oil and flax seed meal reduce the formationof aberrant crypt foci (ACF) in azoxymethane-induced colon cancer in Fisher 344 male rats. FoodChem. Toxicol. 45: 153-159

[xxiii] Uauy R, Solomons N. 2005. Diet, nutrition, and the life-course approach to cancer prevention. J. Nutr.135: 2934S-2945S.

[xxiv] Divisi D, Di Tommaso S, Salvemini S, et al. 2006. Diet and cancer. Acta Biomed. 77: 118-123

Qué estás buscando?